¿Qué es un Decreto Metafísico?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cada palabra que se pronuncia es un Decreto que se manifiesta en el exterior.

¿Qué hace un Decreto?

  • Atraer la atención de un ser Divino.
  • Equilibrar el mal uso de la palabra hablada.
  • Mejora nuestra atención hacia lo positivo.
  • Eleva la energía a un nivel espiritual
  • Mantiene la atención en la solución del problema.

¿Cómo se aplica?

Diariamente, en todo momento, en todo lugar y hay unos especiales para cada situación.

Sé muy constante con hacer los decretos todos los días hasta que sé te cumplan los deseos y a medida que sé te vayan cumpliendo, pueden ir introduciendo uno nuevo.

Comprométete contigo mism@, con el tiempo se hará totalmente verdadera y creíble la afirmación o el decreto y recuerda “Lo que piensas crece”. En lo que te enfoques eso atraes.

Aquí te compartimos algunos para la salud, el dinero, el amor, protección.

  • Yo Soy la salud perfecta, en este cuerpo perfecto que Dios, creo para mi alma.
  • Yo Soy la salud perfecta aquí y ahora manifestada en todo mi cuerpo físico y mental.
  • Mi mundo lo contiene todo.
  • El dinero Soy Yo.
  • Mis recursos son infinitos, inagotables e inmediatos; y llegan a mí bajo la gracia por caminos perfectos.
  • Yo ahora obtengo la abundancia de mis recursos infinitos y suministros inagotables.
  • Gasto el dinero bajo una sabia inspiración, con sabiduría y sin temor, sabiendo que mis recursos son inagotables e inmediatos.
  • Yo Soy amor.
  • Yo elijo el amor perfecto.
  • Yo soy un imán para el amor perfecto.
  • Puedo y me permito estar al lado de mi amor perfecto.
  • Acojo el éxito cuando lo veo.
  • Estoy desarrollando la habilidad de dirigir mis pensamientos ya.
  • Mi carrera es la de crear una experiencia de éxito y de vida feliz.
  • Saludo a la divinidad que hay en esa persona y sólo veo su ser Divino, lo veo tal como lo ve Dios, Perfecto, hecho a su imagen y semejanza.
  • Yo Soy la puerta abierta, que, nada, ni nadie puede cerrar.
  • Yo soy la Mente pura de Dios.
  • Yo Soy un poderoso círculo mágico de protección, el anillo inquebrantable y repele todo pensamiento perturbador, todo elemento disonante y todo peligro que intente penetrar para perjudicarme.
  • Yo Soy la perfección en mi mundo que se mantiene dentro de su propia fuerza.
  • Yo Soy la presencia anulando todo esto para que no pueda afectar ni a mí, ni a mi hogar o mundo. 

Vía: Távata (Libro los Decretos de Távata)

More to explorer

Share This